El chicle de Analía

Analía tenia un novio con el que después se casó. Tuvieron 4 hijos que todo el tiempo la trataban de ayudar: Uno de ellos era flaco y alto de pelo rubio y brillante como oro y ojos claros, otro era gordo y bajito de pelo rojo como fuego, otro era de mediana altura de pelo marron y el mas chiquito con tan solo 4 años, no llegaba a tener la altura de un perro, pero era el menos travieso.

   Era de noche y los hijos y el marido de Analía se habían ido a casa a dormir, entonces ese fue el momento en que ocurrió, Analía tenía miedo, miedo de estar solo en la calle. Entonces llamó a su marido, pero el no la atendió, sino su hijo mas chiquito. Analía le dijo que fuera para allá. 

      Cuando llegó se le ocurrió preguntarle a su madre que le había pasado, pero era muy tarde, ella ya no estaba!! -MAMI!!, MAMI!!-gritó una y otra vez hasta que la vió trepada a un arbol y con el chicle todavía en su zapato, estaba mas estirado que la ropa cuando se plancha. El hijo de Analía tuvo una idea, cortó el chicle con una tijera.

Esta entrada fue publicada en Mora 2014. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *